"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 18 de junio de 2017

París homenaje a un protagonista de la Historia. Francisco Boix, un fotográfo en el campo nazi de Mauthausen (Austria)

Finalizada la II Guerra Mundial, las potencias vencedoras sentaron en el banquillo a los principales jerarcas nazis que fue posible detener y juzgar.

Las acusaciones sobre los crímenes de guerra y la pertenencia a un orden criminal fueron los principales cargos contra los acusados. De aquel juicio nace la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por ello nadie puede negar la trascendencia de ese juicio y de sus consecuencias.

En aquel proceso se trajeron a colación infinidad de documentos y se proyectaron por primera vez documentales sobre las atrocidades cometidas en los campos nazis de concentración y exterminio. Algunos de los acusados, caso de Kaltenbrunner, no sólo negaron su conocimiento o participación en aquellas acciones sino que incluso llegaron a negar que hubieran pisado un sólo campo. Hacían estas afirmaciones con total tranquilidad ya que sabían que las pruebas de su visita a los campos habían sido destruidas.
Himmler y Kaltenbrunner visitando Mauthausen

Primer Juicio de Nuremberg

Entonces el tribunal llamó a declarar a un sobreviviente del campo de Mauthausen (Austria),  un español llamado Francisco Boix. Francisco Boix, con la ayuda de otros españoles y la colaboración de Ana Pointer, que vivía en el pueblo de Mauthausen, sacaron clandestinamente del campo los negativos que probaban tanto los crímenes allí cometidos como la presencia de algunos de los acusados en el campo. Nadie ya lo podía negar. El testimonio de Francisco Boix fue clave tanto en el juicio de Nuremberg como en el de Dachau: el testimonio de un español. En este link se puede ver parte de su declaración y en este otro link se puede leer el contenido completo de la declaración.

Francisco Boix declarando en Nuremberg

Francisco Boix declarando en Dachau

Hace dos días los restos mortales de Francisco Boix fueron trasladados e inhumados en el Cementerio de Pere Lachaise en París, el cementerio dónde Francia entierra a sus héroes. Francisco Boix ya reposa cerca de los memoriales que recuerdan a las víctimas españolas en los campos nazis y a los españoles, también considerados como héroes por Francia, combatientes de la Resistencia francesa que lucharon contra los ocupantes nazis.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en la ceremonia de homenaje al fotógrafo catalán Francisco Boix en el cementerio Père Lachaise de París.
La Alcaldesa de París en el homenaje a Francisco Boix
Mientras el Presidente del Gobierno de España que estaba en París no consideró importante rendir homenaje a un español considerado héroe por los franceses, por los europeos y cuyo testimonio sirvió para sentar las bases de un nuevo orden internacional.

España en todos los aspectos históricos es una anomalía en Europa. Existe un mandato del Congreso de los Diputados que obliga al gobierno de España a honrar a las víctimas del nazismo y a los españoles que sufrieron y murieron en los campos nazis.

Francisco Boix a su llegada a Mauthausen

Es lo habitual que en cualquier país de Europa haya placas, memoriales y monumentos que recuerdan a todos aquellos que lucharon contra el fascismo y el nazismo.

¿Por qué no en España?

¿Por que será que el gobierno de España no honra a los luchadores contra el nazismo y del fascismo?

Documental. Francisco Boix, un fotógrafo en el  infierno.





No hay comentarios:

Publicar un comentario