"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



martes, 3 de abril de 2012

Un viaje al horror. Tykocin y el Bosque de Lupojova.

Hace tiempo visité uno de los lugares dónde se realizaron los asesinatos de los judíos mediante fusilamientos masivos. Es la denominada Shoah por balas, y fue llevada a cabo por los Einstazgrüppen, tropas especiales de las SS apoyadas por unidades regulares del ejército o policía local.


El procedimiento era simple: llegada a un pueblo, concentración de todos los judíos, traslado de los mismos con engaño a un bosque o zona apartada dónde se habían cavado unas fosas y fusilamiento al pie de los mismos. Una vez finalizada la operación viajaban a otro lugar a proseguir el trabajo. Así se estima que pudieron ser asesinados más de un millón y medio de judíos. Es muy dificil saber la cifra exacta ya que al desaparecer comunidades enteras (shtetl) nadie puede recordar a esas personas.

Ese sistema de asesinato llevado a cabo en Polonia, Ucrania, Bielorrusia y Republicas Bálticas era lento, engorroso, caro y poco eficiente. Suponia un gasto económico en balas y desplazamientos así como un posible impacto psicológico en los verdugos. Al no existir distancia entre victima y perpetrador podría haber soldados que "sufrieran" al ejecutar a los judíos y eso no parecia a los jerarcas nazis algo razonable. Se cuenta que Himmler asistió a uno de estas ejecuciones en Minsk y quedó totalmente impresionado siendo sacado en volandas del lugar dado el sufrimiento que estaba padeciendo al presenciarlo.

Probablemente esta fuera una de las causas que obligaron a buscar alternativas más eficaces y eficientes para asesinar judíos. La experiencia de la T4 Aktion (el asesinato de enfermos y discapacitados mediante gas) fue clave en el desarrollo de la Solución Final al problema judío.

 En la obra: Aquellos hombres grises de Cristopher Browning consta como en el caso de la matanza en otro pueblo, Jozefow, el comandante del Batallón 101 informa a los soldados de la acción que va a llevarse a cabo al dia siguiente y que consistirá en el asesinato de mujeres y niños judíos. El oficial sugiere que sí un soldado no quiere participar que lo diga.  ¿Cuántos soldados se negaron a participar en la masacre que se iba a llevar a cabo? Unicamente en un primer momento:  UN UNICO GENDARME dice NO y sale del grupo.

Ante este hecho cualquier persona con un mínimo de humanidad se queda sin palabras. Recomiendo encarecidamente la lectura de dicho libro.

El médico del Batallón 101, explica a los soldados como asesinar de forma más rápida para evitar sufrimientos a los verdugos y a las victimas.
 
“Creo que en ese momento estaban presentes todos los oficiales del batallón, en particular el médico de nuestro batallón, el doctor Schoenfelder. En este momento tenía que explicarnos con precisión como debíamos disparar para causar la muerte instantánea de la víctima. Recuerdo exactamente que para esa demostración dibujó o perfiló el contorno de un cuerpo humano, al menos de los hombros hacia arriba, y entonces señaló el punto exacto en el que se tenía que colocar la bayoneta como una guía para apuntar”.   (Browning C. El Batallón 101 y la Solución Final en Polonia. Edhasa Madrid 2002).


El fin de la comunidad judía de Tykocin

Tykocin o Tykutin es hoy un pueblo casi fantasma. Debió de tener una vida muy rica y próspera. Queda en pie la sinagoga, la casa del maestro, la escuela, las casas dónde vivían los judíos, pero ¿dónde está la gente?.

Sinagoga de Tykocin


"Tykocin, o Tiktin de acuerdo a los judíos oriundos de la misma, era una aldea en el Distrito de Byalistok. La comunidad judía fue fundada en el siglo XVI y en vísperas del Holocausto vivían allí 2500 judíos.


El 16 de agosto aparecieron en la ciudad cinco gendarmes alemanes…y se apresuraron a publicar la orden según la cual todo polaco que hubiera participado en el saqueo debería devolver lo robado a sus dueños. Muchos judíos fueron presa de las palabras reconfortantes de los alemanes. Pero al mismo tiempo dieron una orden que prohibía a los judíos salir de la ciudad…se rumoreaba que en el bosque de Lupojovo decenas de polacos, bajo custodia permanente de los gendarmes alemanes, cavaban tres fosas, pero nadie sabia cual era su objetivo. En seguida aparecieron los pesimistas que temían lo peor de todo, pero frente a ellos estaban los optimistas que explicaban que se trataba de un asunto estratégico, como trincheras contras los tanques o depósitos de gasolina.


El domingo 24 de agosto a las seis de la tarde, se escuchó la voz del anunciador Iablonsky que recorría la aldea: “Todos los judíos de Tiktin, hombres, mujeres y niños, exceptuando los enfermos y los lisiados, deben presentarse mañana, 25 de agosto, a las seis de la mañana en la plaza del mercado”….


A las siete en punto aparecieron siete camiones con hombres de la Gestapo. Del último camión asomaban los cañones amenazantes de las ametralladoras. Los hombres de la Gestapo saltaron de los camiones, rodearon el mercado y realizaron nuevamente una selección…de un lado, las mujeres, los niños y los ancianos, y de otro los hombres que podían caminar fueron ordenados en filas de cuatro….Decenas de judíos eran cargados en un camión que aparecía cada diez minutos y eran llevados al bosque de Lupojovo, donde de antemano se habían abierto tres fosas, dos de las cuales tenían 12 metros de largo, 4 de ancho y 5 de profundidad y la tercera fosa era menor. Las personas vivas eran arrojadas dentro de una de las fosas grandes y las ametralladoras apostadas en los costados comenzaban a disparar provocando un baño de sangre del que nadie quedaba vivo. Cada diez minutos llegaba el camión y cada diez minutos se repetía la terrorífica escena. Hasta la noche de ese día fueron asesinados así más de 1400 judíos de Tiktin. Por la noche, los polacos del lugar, custodiados por los alemanes, cubrieron las fosas. …Los polacos presentes contaron que horas después de haber terminado de cubrir las fosas, la tierra se movía por los estertores de los agonizantes…Pero los asesinos no habían terminado…al día siguiente, pasaron casa por casa, acompañados de gendarmes polacos, sacaron a las mujeres, los ancianos y los enfermos que no se habían presentado el primer día y reunieron en la plaza del mercado a más de 700 personas. Los subieron a camiones y también a ellos los transportaron al bosque de Lupojovo. Allí los arrojaron a la segunda fosa, las ametralladoras abrieron fuego y los polacos cubrieron también esta segunda fosa. A las dos de la tarde del 26 de agosto los ángeles de la muerte terminaron su trabajo y la antigua comunidad de Tiktin fue borrada de la faz de la tierra…La comunidad de Tiktin, exceptuando unos escasos sobrevivientes, fue aniquilada en el bosque vecino a ella".

Tomado del Libro de Tykocin /Tiktin), citado en Gutman I. Holocausto y Memoria. Ediciones Yad Vashem.

Museo de la Sinagoga de Tykocin


La sinagoga del lugar es actualmente museo nacional polaco y en la aldea ya no viven más judíos.


El bosque de Lupojova

Bosque de Lupojova

Se encuentra a 5 km de Tykocin


Bosque de Lupojova
Un bosque inmenso como cualquier otro de Europa Oriental. Al llegar a la entrada comienza el recorrido hasta las fosas. No se oyen ni los pájaros, sólo nuestros pasos y nuestros suspiros.

 En un claro se divisan banderas de Israel, velas, y diferentes objetos. Al centro una fosa, a izquierda y derecha otras dos. Allí yacen 1400 judíos. Ya no hay judíos en Tykocin. Poemas, silencio, lágrimas. Los árboles como mudos testigos de  lo que sucedió, el corazón encogido.

Las películas

Acompañamos a este post el único fragmento de una película que recoge una matanza de los escuadrones de la muerte. Sucedió en Liepaja (Letonia) en 1941. Se pueden observar que son obligados a bajar del camión personas que habían sido torturadas y los que les empujan no son soldados alemanes, sino población civil armados de escopetas de caza. El público asiste a la matanza de judios con total normalidad, hay incluso niños con pantalón corto. Los ejecutados eran sus propios vecinos, o el panadero, o el médico del pueblo. Sí es aterrador el momento en que los escuadrones de la muerte disparan una vez y otra, más aterradora es la indiferencia de los espectadores.

Con cierto grado de humor y grandes dosis de maestria cinematográfica Lev Schreiber realizó una película deliciosa a medio camino entre una road movie y un documental: Todo está iluminado. En ella un judio norteamericano contacta con una empresa que se dedica a llevar a descendientes de judíos a los lugares de donde procedían sus familias. La película es simplemente maravillosa. Imaginemos un conductor que dice ser ciego, un perro lazarillo que se llama Sammy Davis Davis Jr, un guía ucraniano rapero, y un norteamericano que colecciona los objetos más insólitos. La imaginación del director, el trabajo de los actores y la novela de Jonathan Safran Foer en la que se basa la película hace el resto.




España

Mapa de las fosas comunes de España
Miles de cadáveres yacen en campos y cunetas de España, y sus huesos son mudos testigos de otras masacres. Nadie quiere ya venganza, sólo enterrar dignamente a sus muertos y que no sean víctimas del olvido.

Algunos dicen que hay que pasar página. Para pasar la página, primero hay que escribirla, y en España no la hemos escrito .





No hay comentarios:

Publicar un comentario